14.7.07

por ahi me dijeron...

Sé que aquellos que han estado en cierto modo y durante algún tiempo privados de la fe en la vida son en último extremo los que mejor llegarán a comprender que el Edén se encuentra bajo el campo baldío, que la nueva semilla se desplaza primero hacia los espacios vacíos y abiertos, incluso cuando ese espacio abierto sea un corazón afligido, una mente torturada o un espíritu quebrantado.
¿Qué son este fiel proceso espiritual y esta semilla que cae en terreno yermo y lo vuelve fecundo? No tengo la pretensión de comprender su mecanismo de actuación. Pero sé que cualquier actividad a la que entreguemos nuestros días podría ser lo menos importante que hagamos si no comprendemos al mismo tiempo que hay algo que permanece a la espera de que le abramos el camino, algo que está a nuestro lado, algo que ama y espera a que preparemos el terreno apropiado para que manifieste su presencia en toda su plenitud.
Estoy segura de que, mientras cuidemos con esmero de esta poderosa fuerza, aquello que parecía muerto ya no lo estará, lo que parecía perdido dejará de estarlo, lo que algunos consideraban imposible será claramente posible y cualquier terreno en barbecho estará simplemente descansando... descansando y a la espera de que la bendita semilla sea venturosamente llevada por el viento."
Y lo será.

3 comentarios:

Daniela dijo...

=0)

Esta bonito vdd?
De esas cosas que te encuentras por casualidad cuando lo que estabas buscando era otra cosa, pero que como quiera te sirven... Serendipity le dicen

matzzita dijo...

donde salio eso de serendipity??? me suenaaa..

si esta bonito thanks!!!

F. Dwarf dijo...

¿No era serendipity el nombre de una película?
Oye, ¿y cuál Edén? ¿Por qué aferrarse a la idea de un lugar más chido en otra vida? Si el lugar donde vivimos aún tiene cosas que son disfrutabilísimas y con la ventaja de que ya estamos aquí y ahora para disfrutarlas.